La reconfiguración urbana de ciudades intermedias mexicanas en el contexto latinoamericano. El caso de Metepec, México

RESUMEN / En las últimas décadas, las ciudades han experimentado fuertes transformaciones socio-espaciales, como efecto de los cambios globales que modifican la forma tradicional de entender y socializar los espacios urbanos. El presente artículo aborda los procesos de cambio y elitización socio-espacial que se viven al interior del municipio de Metepec, México, perteneciente a la Zona Metropolitana de Toluca (ZMT), cuyo crecimiento se liga fuertemente a la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), la más grande de Latinoamérica. Los resultados muestran cómo procesos globales de cambio, como es la gentrificación de la periferia urbana, irrumpen en un espacio local que era tradicionalmente agrícola y artesanal, generando fuertes transformaciones en su interior y mayor segregación socio-espacial. Finalmente, el artículo permite entender la manera en que opera la actual reconfiguración de las ciudades intermedias mexicanas dentro del contexto latinoamericano.

ABSTRACT / Cities have experienced strong social-spatial transformations in the past decades as a result of global changes that modify traditional ways of understanding and socializing urban spaces. This article addresses the social-spatial elitization and change processes within the Municipality of Metepec, Mexico, belonging to the Metropolitan Area of Toluca (ZMT), the growth of with is strongly linked to the Metropolitan Area of the Mexican Valley (ZMVM), the largest in Latin America. The findings show how global change processes, including gentrification of urban peripheries, burst in in a traditionally farming and artisanal local space, developing strong transformation within it and greater social-spatial segregation. Finally, the article helps understand the current reconfiguration of mid-sized Mexican cities within the Latin American context.


Gabriel Gómez Carmona.
Arquitecto, Universidad Autónoma del Estado de México.
Maestro en Antropología Social, Universidad Autónoma del Estado de México.
Doctorando en Urbanismo Universidad Autónoma del Estado de México. Académico Universidad de Ixtlahuaca CUI, México.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Alberto Villar Calvo.
Arquitecto Universidad Nacional Autónoma de México, México.
Magister en Arquitectura y Urbanismo, Universidad Nacional Autónoma de México. Doctor en Arquitectura y Urbanismo, Universidad Politécnica de Madrid, España. Académico Facultad de Planeación Urbana y Regional, Universidad Autónoma del Estado de México.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Jorge Inzulza Contardo.
Arquitecto, Universidad del Bio Bio, Chile. Magister en Desarrollo Urbano, Pontificia Universidad Católica de Chile.
Doctor en Urbanismo, Universidad de Manchester, Inglaterra.
Académico Departamento de Urbanismo, Facultad de Arquitectura y Urbanismo, Universidad de Chile.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Palabras clave/ Metropolización, gentrificación, periferia urbana, segregación.
Keywords/ Metropolization, gentrification, urban periphery, segregation.
Recepción/ 21 diciembre 2014
Aceptación/ 29 enero 2015


INTRODUCCIÓN. La realidad que actualmente se vive en nuestras ciudades implica fuertes y dinámicos cambios, caracterizados por una recomposición de las relaciones socio-espaciales y los tradicionales patrones de convivencia y consumo en un mundo globalizado. Dichos cambios han modificado la forma tradicional de generar, entender y socializar la ciudad.
El continuo crecimiento de las ciudades y sus áreas metropolitanas conlleva la aparición de nuevas formas de expansión y articulación del espacio urbano hacia zonas que, en otro tiempo, fueron periféricas, y en las que el surgimiento de nuevas centralidades o polos de desarrollo detona la reorganización de los grupos sociales, así como el funcionamiento y articulación de la ciudad.
Para el caso de las ciudades latinoamericanas, encontramos que estas dinámicas llevaron a que algunas de ellas experimentaran no sólo procesos de metropolización, sino también de megalopolización, junto con nuevos y complejos patrones de organización y funcionamiento del espacio urbano. Éstos, a su vez, generaron el surgimiento de problemáticas sociales, que desembocaron en enormes ciudades fragmentadas por la coexistencia de múltiples realidades socio-espaciales en su interior, agudizando la pobreza y la desigualdad y ampliando la brecha de polarización y segregación de la población.Art 10 imagen 1Imagen 1. Ubicación geográfica del municipio de Metepec y las regiones de Toluca y Lerma (fuente: Gabriel Gómez).
LA RECONFIGURACIÓN DE LA CIUDAD EN LA GLOBALIZACIÓN. Los procesos de cambio y reconfiguración socio-espacial de la ciudad son, actualmente, temas obligados en los estudios urbanos. En la nueva realidad territorial, las dinámicas de expansión metropolitana, los procesos de periurbanización y los procesos de integración funcional de localidades rurales son fenómenos cada vez más frecuentes, junto con nuevas formas de crecimiento y articulación de la realidad urbana, que suponen la recomposición de las relaciones sociales entre los diversos actores que la conforman y de los componentes de la ciudad como totalidad.
Cuando hablamos de la ciudad, hacemos referencia al lugar donde, por excelencia, se entrelazan y sociabilizan millones de relaciones regidas por la urbanidad, la civilidad y la ciudadanía, entendidas como un habitus urbano que hace posible la coexistencia de ese enorme número de personas diferentes, a través de relaciones funcionales que asemejan a la ciudad a un enorme mecanismo cuyo funcionamiento es siempre fluido (Giglia 2012).
Art 10 imagen 2Imagen 2. Sub-centros comerciales, de oficinas y servicios en Metepec (fuente: Gabriel Gómez)Así, la ciudad se convierte en un mundo de significaciones, simbolismos y representaciones culturales en las que la colectividad se encuentra e identifica cotidianamente, permitiéndole al individuo sentirse parte de un grupo con el cual comparte no sólo experiencias, sino deberes y derechos frente a las instituciones (Giglia 2012), y que terminan por darle sentido e identidad tanto al individuo como a la colectividad.
Por ello, la globalización requiere de las ciudades como lugares estratégicos para su promoción y proyección planetaria (Carrión 2001), por lo que éstas han experimentado fuertes procesos de transformación social, espacial, económica, cultural y el surgimiento de nuevas dinámicas urbanas que nos cuestionan si estos cambios implican una ruptura con el modelo de ciudad que se venía construyendo o si, por el contrario, representan una continuidad, una radicalización del modelo de ciudad desarrollista (De Mattos 1999).

Estas transformaciones se dan en el marco del modelo neoliberal y las políticas aplicadas en las últimas cuatro décadas a nivel planetario, conduciendo a una fuerte terciarización de la economía, con la generación de nuevas formas de crecimiento y desarrollo urbano. De allí la actual coexistencia al interior de las ciudades de zonas tugurizadas y marginadas; zonas periurbanizadas, conectadas con la ciudad y con servicios, y zonas centrales renovadas y gentrificadas (Vergara 2013).
El artículo pone énfasis en las zonas periurbanizadas de la ciudad que, con el paso del tiempo y los procesos urbanos a que se ven sometidas, terminan por conformar nuevas centralidades en las zonas metropolitanas a las que pertenecen, pues han pasado de ser periferias de las ciudades centrales (como en el caso de Santiago de Chile y Ciudad de México) a integrarse funcionalmente a ellas, sin perder totalmente sus rasgos socio-culturales originales, pero con diferentes usos del suelo, la creación de mercados inmobiliarios, nuevos patrones de gentrificación y segregación socio-espacial de la población por la reorganización de los diferentes grupos sociales. En las últimas décadas y en un contexto globalizante, estas situaciones generaron que las ciudades latinoamericanas experimentaran irreversibles transformaciones socio- espaciales en su interior.
EL PROCESO DE METROPOLIZACIÓN. La Ciudad de México (CDMX) es un ejemplo claro de estos procesos de cambio en Latinoamérica, pues a lo largo del siglo XX presentó un enorme crecimiento territorial y poblacional, producto del desarrollo económico que vivió el país hacia la primera mitad de la centuria (Sobrino 2003). Además, a nivel nacional, es la ciudad con mayor importancia económica, política y social, y generadora de desarrollo, lo cual la llevó a experimentar un crecimiento urbano- poblacional desmedido a partir de 1950. Esta colosal expansión de la Ciudad de México remite a un primer proceso de metropolización del Distrito Federal(16 delegaciones), con 18 municipios del Estado de México (Sobrino 2003). Actualmente, la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) está conformada por las 16 delegaciones del Distrito Federal, 1 municipio de Hidalgo y 59 municipios del Estado de México (Secretaría de Desarrollo Social SEDESOL 2012), constituyéndose como la más grande y poblada de Latinoamérica y la cuarta aglomeración urbana más grande del planeta, concentrando una población de 21.178.959 habitantes, (Organización de las Naciones Unidas ONU 2014; Consejo Nacional de Población CONAPO 2014). Esto nos habla ya de un proceso de megalopolización (Sobrino 2003) con otras ciudades del centro del país, como es el caso de la ciudad de Toluca (capital del Estado de México) y su zona metropolitana, a la cual pertenece nuestro caso de estudio, el municipio de Metepec (imagen 1).
Art 10 imagen 3Imagen 3. Plazas y centros comerciales en Metepec (fuente: Gabriel Gómez).La Zona Metropolitana de Toluca (ZMT) revela el impacto de la reconfiguración de ciudades medias mexicanas que se vieron afectadas por los procesos de integración metropolitana y megalopolitana (Gómez- Carmona y Villar 2013) y por el cambio hacia una economía globalizada de libre mercado hacia las dos últimas décadas del siglo XX, lo que implicó el desarrollo de diversas ciudades al interior del país a través del establecimiento de industrias. Lo anterior trajo un consecuente crecimiento urbano, arribo de población y aumento en sus indicadores económicos, productivos y demográficos (Parnreiter 2005). Si bien antes de 1980 el corredor industrial Toluca- Lerma ya estaba consolidado, este proceso significó una reorganización de los procesos productivos y de las empresas mismas, junto con el desarrollo de otros parques industriales en la ZMT. Esto, junto con la construcción del Aeropuerto Internacional de Toluca, que actualmente es el aeropuerto más cercano, importante y complementario al aeropuerto de CDMX, situaciones que permiten entender la fuerte articulación funcional de la ZMT con la ZMVM.
Tenemos así que la ZMT ha pasado de integrar 4 municipios, con una población de 351 mil habitantes en 1970 (Sobrino 1994; Instituto Nacional de Estadística y Geografia INEGI 2014), a integrar 15 municipios y alcanzar 1.936.126 habitantes en 2010, al grado de que en el período 1980-2010 presentó un crecimiento de 3.41 veces su población y 26.90 veces su superficie, pasando de los 568.004 habitantes y las 1.309 hectáreas en 1980, a 1.936.126 habitantes y 35.208 hectáreas en 2010.
Así, la ZMT es actualmente la quinta zona metropolitana más grande e importante del país (SEDESOL 2012), con una población estimada para este 2016 de 2.225.285 habitantes (CONAPO 2014).
A excepción de Toluca, los municipios que en 1970 presentaban características predominantemente rurales, sufrieron una transformación radical en su estructura social, económica y espacial, urbanizándose de manera incontrolable, con la reconfiguración de sus comunidades y el desarrollo de nuevas centralidades (Gómez- Carmona y Villar 2013), (imagen 2).
METEPEC. CUATRO DÉCADAS DE CAMBIO URBANO. El crecimiento urbano de Metepec inicia a finales de los años 60 del siglo pasado, con la autorización de las tres primeras unidades habitacionales en su territorio, pero se desarrolla a partir de la década de los 70 con la consolidación del corredor industrial Toluca-Lerma y el aeropuerto de la ciudad de Toluca en los años 80. Por esa razón, este municipio fue una pieza fundamental en el proceso de metropolización, al destinar tierras de vocación agrícola al desarrollo industrial y urbano (Aguilera y Corral 1992), dándose primeramente la construcción de unidades habitacionales de interés social, para satisfacer las necesidades de vivienda de los trabajadores del corredor industrial, sin olvidar que la ZMT, y en particular Metepec, acogió a una gran cantidad de migrantes de la CDMX después de los sismos de 1985.
Art 10 imagen 4 Imagen 4. Evolución poblacional del municipio de Metepec entre 1950 y 2010 (fuente: Gabriel Gómez, con datos de Censos y Conteos de Población y Vivienda, INEGI).A partir de 1990, y con su cambio de villa a ciudad, Metepec fue objeto de otras transformaciones socio-espaciales, derivadas de la prohibición para la construcción de más unidades habitacionales de interés social dentro del municipio. Entonces, se permitieron exclusivamente los desarrollos habitacionales de interés medio y residencial, así como usos de suelo comercial y de servicios que favorecieron la construcción de plazas y centros comerciales (Aguilera y Corral 1992) (imagen 3). Esto permitió la consolidación de nuevos sub-centros que terminaron por reconfigurar la estructura espacial del municipio y los patrones de coexistencia colectiva tradicionales de su población oriunda, incluyendo la nueva oferta inmobiliaria (vivienda), comercio y servicios orientadados a estratos medios-altos y de altos recursos económicos, tanto de la ZMT como de la Ciudad de México.
Art 10 imagen 5 Imagen 5. Exclusivos condominios cerrados en Metepec (fuente: Gabriel Gómez).

La actual organización territorial de Metepec, compuesta por 289 unidades urbanas -colonias, fraccionamientos, condominios, conjuntos y unidades habitacionales- (Bando Municipal de Metepec 2014), contra las 3 unidades autorizadas hacia finales de los años 60, evidencia el crecimiento y transformación urbana experimentada por este municipio, de la mano del enorme aumento poblacional que ha tenido en los últimos 40 años, ubicándose, por debajo de Toluca, como el municipio con mayor peso económico y demográfico en esta zona metropolitana (Aguilera y Corral 1992). Además, ha pasado de 31.724 habitantes en 1970 a 214.162 el año 2010 (imagen 4), lo cual representa un crecimiento de 7 veces su población en ese período, el doble presentado por el Estado de México en el mismo lapso y estimándose para este 2016, una población total de 237.056 habitantes (INEGI 2014; CONAPO 2014).
En este contexto de enorme crecimiento poblacional, encontramos que para la década del 2000 Metepec se coloca a la delantera en inversiones y mercado inmobiliario (vivienda, comercio, servicios), además de equipamiento e infraestructura en la ZMT. Esto lo ubica como uno de los municipios con los más altos índices de desarrollo humano a nivel nacional (Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Metepec PMDUM 2013). Como resultado de este proceso, Metepec adquirió una nueva estructura urbana y características socio-espaciales que lo convierten en el mayor polo de desarrollo de la zona oriente de la ZMT, articulado directamente con las dinámicas de crecimiento del más importante complejo empresarial, de comercio y servicios globales del poniente de la Ciudad de México, Santa Fe (Gómez- Carmona y Villar 2013).
DE RURAL A URBANO. LA RECONFIGURACIÓN SOCIO-ESPACIAL DE METEPEC. Los cambios descritos le dan a Metepec una fisonomía nueva, diferente del poblado de enraizada tradición agrícola y artesanal (alfarería) que tradicionalmente fue, convirtiéndolo en un municipio con características urbanas predominantes. Observamos un municipio donde coexisten diversas realidades sociales, espaciales, económicas y culturales, generadoras de cambios radicales en la forma, imagen y estructura de su territorio, que generan nuevos rasgos en la identidad urbana de sus habitantes, entrelazando múltiples realidades, contextos y significados al interior de esta ciudad mexicana.Art 10 imagen 6Imagen 6. Evolución histórica de población rural y urbana de Metepec entre 1930 y 2010 (fuente: Gabriel Gómez a partir de datos de Censos de Población y Vivienda, INEGI).
Los cambios en los usos de suelo, estructura urbana y en la composición de su población, que en las últimas décadas pasó de rural a urbana en proporciones agigantadas (imagen 6), generó que Metepec, un poblado con carga histórica y simbólica de siglos, se expandiera urbanamente hacia tierras agrícolas, alguna vez periféricas en relación a la ciudad pero que, actualmente, constituyen nuevas centralidades metropolitanas. Lo anterior, porque hoy cuentan no sólo con nueva infraestructura, equipamiento, comercio y servicios terciarios, sino también por la exclusiva oferta inmobiliaria (vivienda) y el estilo de vida que ofrece a los nuevos habitantes, caracterizado por lujosos condominios cerrados (imagen 5) y, siguiendo a Hidalgo, Borsdorf, Zunino y Alvarez (2008), espacios abiertos con bucólicos paisajes campestres, en los que se pueden desarrollar actividades de ocio inmersas en la naturaleza, con campos de golf, clubes ecuestres y lagunas sin renunciar a la conectividad, trabajo y servicios globales que ofrece la Ciudad de México.
Las características de esta ‘privatópolis inmobiliaria’ definida por Hidalgo et al. (2008), para el Área Metropolitana de Santiago (AMS) significa una nueva, agresiva y potente dinámica inmobiliaria, por su integración con el capital financiero que potencia el cambio urbano en una urbanización excluyente, principalmente para aquellos que no tienen posibilidad de insertarse en su lógica de producción, porque no son potenciales consumidores de estos productos inmobiliarios.
Esta ‘privatópolis’ se relaciona con la construcción de espacios residenciales cerrados, marcados por barreras de protección y seguridad, en los que se vive una progresiva auto-segregación del habitar y encuentra en la periferia metropolitana el espacio propicio para expandirse a menor precio que en la ciudad consolidada e incluso mejor conectada, en términos de infraestructura vial, por las autopistas (Hidalgo et. al. 2008).
Tanto el proceso del AMS, como el de Metepec, (en el marco de la ZMT y la articulación funcional de ambas con
la ZMVM), nos hablan de realidades distinguibles en la reconfiguración actual de las ciudades latinoamericanas en el contexto de la globalización. El caso de las ciudades mexicanas es un referente paradigmático, por la enorme área de influencias de la megalópolis de la CDMX, lo que plantea complejos retos para el futuro inmediato y el desarrollo sustentable de la misma.
Así, el cambio radical experimentado en Metepec ha transformado, con el paso del tiempo, la identidad y las prácticas ‘tradicionales’ de la población oriunda, por la irrupción silenciosa y, en algunos casos violenta, de una nueva gama de patrones de convivencia, ocio y consumo ajenos a ellos, pero que los inmigrantes, (‘los de fuera’ en sus propias palabras) la nueva ‘elite social’ introdujo con su llegada al lugar, y a los cuales se suman el proceso de cambio que viven nuestras ciudades en esta era globalizada y de consumo.
CONCLUSIONES. Metepec permite entender, por un lado y desde el caso mexicano, cómo se generan nuevos procesos de urbanización al interior de las ciudades latinoamericanas, relacionados con el encarecimiento del suelo urbano para los estratos de menores ingresos y, por el otro, cómo las dinámicas de recomposición socio-espacial vinculadas a nuevos estilos de vida con patrones de comportamiento, consumo y convivencia urbanos específicos, conllevan fenómenos de elitización y segregación socio-espacial de la población, con altos costos sociales. Nos referimos aquí a la segregación en un doble sentido: la que se hace de la población de menores recursos de los nuevos espacios elitizados de la ciudad y la auto-segregación de las clases altas de la dinámica citadina, al vivir en condominios cerrados (Janoshcka 2002; Parnreiter 2005; Hidalgo et. al. 2008). La exclusión y segregación caracterizan a los condominios cerrados de clases altas de Metepec y definen nuevas formas de relaciones sociales, tanto en su interior, como fuera de ellos, dado que al enclavarse en zonas populares, las distinciones, la exclusión y la desconfianza son profundas e insalvables entre ambos grupos sociales (Becerril-Sánchez Méndez y Garrocho 2013). Es así que las tendencias actuales de la diferenciación social en la ciudad latinoamericana, como fenómenos de carácter global y local, suelen tipificarse como gentrificación y segregación (Inzulza y Galleguillos 2014).


Art 10 imagen 7Imagen 7. Tierras agrícolas rodeadas por la presión del desarrollo inmobiliario en Metepec (fuente: Gabriel Gómez).
Para este caso de estudio encontramos nuevos patrones de gentrificación de la periferia urbana, pues la evidencia empírica muestra que hay expulsión de la población oriunda debido a la fuerte presión y especulación a la que se ven sometidas sus tierras agrícolas, con el fin de incorporarlas al mercado inmobiliario a través de la construcción de exclusivos condominios cerrados dirigidos a estratos sociales medios-altos y altos, áreas comerciales y de servicios (imagen 7).
La gentrificación opera en las ciudades latinoamericanas y, por ello, son necesarios estudios que analicen las tendencias actuales que estos procesos siguen en cada contexto específico, pues representan un enfoque prometedor para madurar una de las posibles explicaciones de cómo, en América Latina, la creación de nuevos mercados inmobiliarios se vincula con la producción de la ciudad gentrificada (Janoschka, Sequera y Salinas 2014), a diferencia de la ‘buena’ ciudad, en la que se transita de un entorno habitacional a otro sin darse cuenta dónde terminó uno y empezó otro, dado que en la norma ideal de la vida urbana las fronteras son abiertas y difusas (Inzulza y Galleguillos 2014).
La investigación da cuenta de la manera en la que procesos globales de cambio urbano irrumpen en un espacio local, generando en su interior profundas transformaciones sociales, espaciales, económicas y culturales que muestran la manera en la que estos fenómenos definen la actual configuración de nuestras ciudades y sociedades. Esto nos lleva a cuestionarnos respecto de la forma en la que ha operado el proceso de crecimiento y metropolización de las ciudades en las últimas décadas y la ciudad sustentable que queremos para las futuras generaciones.


NOTAS AL PIE

Este artículo se desprende de la investigación de grado para el Doctorado en Urbanismo (PNPC-CONACYT), Facultad de Planeación Urbana y Regional de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) realizado por Gabriel Gómez con la beca otorgada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT).


REFERENCIAS

Aguilera, J. y Corral, A.,1992. La producción de suelo urbano a través de fraccionamientos en el Estado de México (1946-1992). México: UAEMéx.
Bando Municipal de Metepec, 2014. En Gaceta Municipal del Gobierno de Metepec, Estado de México, año 02, no. 68, 05 de febrero de 2014. Disponible en: http://metepec.gob.mx/Gacetas/Bando%20Municipal%202 014. pdf (10.12.2014)
Becerril-Sánchez, T., Méndez, J. y Garrocho, C., 2013. “Urbanizaciones cerradas y transformaciones socio- espaciales en Metepec, Estado de México.” EURE 39 (117).
Carrión, F., 2001. “Las nuevas tendencias de la urbanización en América Latina.” En La ciudad construida, urbanismo en América Latina, editado por F. Carrión . Ecuador: FLACSO. http://www.flacso.org.ec/docs/ sfcccarrion.pdf
Consejo Nacional de Población CONAPO, 2014. Proyecciones de población 2014. http://www.conapo.gob.mx/ es/CONAPO/Proyecciones_Datos (13.10.2014).
De Mattos, C., 1999. “Santiago de Chile, globalización y expansión metropolitana: lo que existía, sigue existiendo.” EURE 25 (77).
Giglia, A., 2012. El habitar y la cultura, perspectivas teóricas y de investigación. México: UAM-Iztapalapa – Anthropos.
Gómez-Carmona, G. y Villar, A., 2013. “Apropiación simbólica y reconfiguración identitaria del espacio urbano en Metepec, Estado de México.” Revista Electrónica Nova Scientia 6 (1). no. 11. http://nova_scientia.delasalle. edu.mx/ numero_11/?lan=es (25.11.2013).
Hidalgo, R., Borsdorf, A., Zunino, H. y Alvarez, L., 2008. “Tipologías de expansión metropolitana en Santiago de Chile: Precariópolis estatal y Privatópolis inmobiliaria.” Scripta Nova XII (270). no.113. http://www.ub.edu/ geocrit/-xcol/434.htm (28.11.2014).
Instituto Nacional de Estadística y Geografía INEGI, 2014. Censos de Población y Vivienda, 1950, 1970, 1980, 2010. México. http://www3.inegi.org.mx/sistemas/tabuladosbasicos /tabentidad.aspx?c=33141&s=est (10.10.2014)
nzulza, J. y Galleguillos, X., 2014. “Latino gentrificación y polarización: transformaciones socioespaciales en barrios pericentrales y periféricos de Santiago, Chile.” Revista de Geografía Norte Grande 58.
Janoshcka, M., 2002. “El nuevo modelo de la ciudad latinoamericana: fragmentación y privatización.” EURE XXVIII (85).
Janoshcka, M., Sequera, J. y Salinas, L., 2014. “Gentrificación en España y América Latina. Un diálogo crítico.” Revista de Geografía Norte Grande 58.
Organización de las Naciones Unidas ONU, 2014. World Urbanization Prospects, highlights. New York: United Nations-Department of Economic and Social Affairs. http://esa.un.org/unpd/wup/Highlights/ WUP2014- Highlights.pdf (07.10.2014).
Parnreiter, C., 2005. “Tendencias de desarrollo en las metrópolis latinoamericanas en la era de la globalización: los casos de Ciudad de México y Santiago de Chile.” EURE XXXI (92).
Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Metepec (PMDUM)., 2013. Plan Municipal de Desarrollo Urbano de Metepec, Estado de México. H. Ayuntamiento de Metepec, 2013 – 2015. México. http://www.metepec.gob.mx/ Transparencia-Articulos/Documentos2013/AR TICULO %2015/FRACCION%20III/PMDU%20METEPEC%20201 3.pdf (25.10.2013).
Secretaría de Desarrollo Social SEDESOL, 2012. La expansión de las ciudades 1980-2010. México: SEDESOL. Sobrino, J., 2003. Competitividad de las ciudades en México. México: El Colegio de México.
Sobrino, J., 1994. “Proceso de metropolización en el Estado de México.” En Población y Sociedad, coordinado por E. Navarrete y M. Vera. México: El Colegio Mexiquense-COESPO.
Vergara, C., 2013. “Gentrificación y renovación urbana. Abordajes conceptuales y expresiones en América Latina.” Anales de Geografía 33 (1). http://revistas.ucm.es/index.php/AGUC/article/ viewFile/43006/40809(30.09.2014).